La Pesadilla Y Gloria De Usain Bolt

La Pesadilla y Gloria de Usain Bolt en Río 2016

Las lesiones son usuales si tu exigencia suele bordear tus límites día a día, es por esto que muchos deportistas de talla mundial sufren lesiones en un momento clave para su carrera deportiva, Usain Bolt no fue la excepción y estuvo cerca de perderse los Juegos Olímpicos de Río 2016. A continuación, contaremos esta historia que asombró al mundo.

La Pesadilla y Gloria de Usain Bolt

Usain Bolt, el deportista jamaiquino de fama mundial, estaba corriendo en Kingston las semifinales del campeonato de Jamaica, donde se seleccionaría a los participantes de los Juegos de Río; inesperadamente, sufrió una lesión en los isquiotibiales del muslo izquierdo, zona muy común para las lesiones de los velocistas debido al esfuerzo y explosión muscular característicos de este deporte.

Aquí por primera vez se vio peligrada la participación de Bolt en los Juegos Olímpicos, pues no podría seguir corriendo para clasificarse. Felizmente para la historia del deporte, el comité técnico de la federación de Jamaica brindó la tercera plaza a Usain, ya que tienen ellos la facultad de hacerlo de manera discrecional ante circunstancias excepcionales, como era el caso de una lesión sobrevenida. Aún estaba viva la esperanza de muchos fanáticos, aún era posible ver a Bolt volver a repetir lo hecho en Pekín y en Londres.

Una vez que la estrella del deporte mundial logró superar este primer problema se enfrentaba con uno aún mayor, tenía que lograr una recuperación en tiempo record y llegar en óptimas condiciones para julio de ese año, fecha que se llevaría a cabo la “Diamond League” de Londres, oportunidad de oro para que Bolt convenciera al comité jamaiquino que su país podía contar con él para la cita olímpica y no consideren un error darle la plaza para competir en Río.

Muchos no confiaban que la estrella del atletismo pudiera hacer un buen papel en la prueba de 200 metros de la liga de diamante del atletismo, ya que su lesión tenía grandes probabilidades de sufrir una recaída, la cual normalmente suele ser mucho peor; pero Usain Bolt estaba predestinado a brillar, y callando a muchos escépticos logró ganar dicha prueba, con lo que demostró que Jamaica había recuperado a su máximo representante.

Cuando empezaron los juegos de Río 2016 los amantes del deporte aún tenían en su recuerdo frescas las palabras de Bolt, “Éstos serán mis últimos Juegos Olímpicos. Sé que mucha gente no estará feliz, pero serán los últimos, estoy seguro”, declaraciones que el velocista brindó a inicios de agosto. Sabían que era la última vez que verían a esta leyenda en las pistas atléticas; y, a pesar de venir saliendo de una lesión, estaban seguros que Usain saldría a pelear por esas tres medallas de oro que lo volverían inolvidable.

Bolt logró lo que todo el mundo esperaba de él, pero al mismo tiempo no creían poder ver. Logró ganar su triple – triple de oro, logró las tres coronas que lo volvieron leyenda, pues hizo lo que muy pocos hombres podrán repetir en este tan competitivo mundo del atletismo, ganó las tres medallas de oro olímpicas por tercera vez consecutiva tras los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Usain Bolt deportista

¿Cómo Usain Bolt logró una recuperación óptima y en poco tiempo?

Bolt siempre tuvo un equilibrio perfecto entre su aceleración, su velocidad de lanzado y su resistencia a la velocidad; muchos de los atletas de este deporte tienen una fase débil en comparación de la otras, pero Usain no, él domina a la perfección los tres parámetros.

El problema de su lesión antes de su gran faena en Río 2016 es que afectaba la transición de la fase de aceleración y la fase de lanzado donde alcanza su mayor velocidad. Debido a esto Bolt busco disminuir los riesgos con trabajos de core y métodos de electroestimulación, sumados a su plan de entrenamiento habitual el cual fue desarrollando a totalidad conforme iba recuperándose.

La electroestimulación fue clave para superar su lesión y evitar recaídas una vez recuperado. Esto gracias a que el trabajo con este método es con pesos moderados y sin presión en articulaciones, controlando la estimulación dada a cada grupo muscular y aplicando la electricidad adecuada según el estado de la zona tratada; todo esto con la finalidad de mejorar la respuesta muscular.

No fue fácil para el velocista esta proeza, pero consiguió seguir siendo él, con sus celebraciones y esas explosivas velocidades que sólo él puede alcanzar, haciendo historia en el deporte de clase mundial. Logró la inmortalidad en el deporte y su nombre siempre será recordado, nadie podrá ignorar lo logrado por Usain Bolt, el rayo jamaiquino. ¡Gracias Bolt por darnos el privilegio de verte correr!

La Pesadilla y Gloria de Usain Bolt

Comments